Seattle, Washington, 18 de noviembre del 2012 (Foto: Samuel Coronado)

• Galaxy sobrevive los ataques ofensivos de Seattle llegando a la final con un marcador global del 4 a 2.
• Seattle anota al minuto 12 y al minuto 57, poniéndole precion al Galaxy sin encontrar la victoria global.
• Robbie Keane pone la calma al minuto 68 convirtiendo el penal marcado por una mano en el área chica.
• El Galaxy llega a su tercera final de la MLS en los últimos cuatro años.

En un partido no acto para cardiacos, el Galaxy de Los Ángeles saco las garras y sobrevivió el partido de vuelta de la final de la conferencia oeste venciendo al Sounders de Seattle. Con la victoria global de 4-2, el Galaxy avanzo a la final de la MLS que se jugara el 1 de diciembre del 2012 contra el Dynamo de Houston, partido que repitiera la final del año pasado donde el Galaxy se corono campeón venciendo l Dynamo 1 a 0.

El partido comenzó con el ataque de Seattle tratando de acercarse en el marcador global siendo de que habían perdido el primer partido 3 a 0. Fue tanta la presión de Seattle que al minuto 12 encontraron el primer gol por medio de Eddie Johnson. Y aunque el primer gol llego temprano en el primer tiempo, el Galaxy supo como aguantar la presión y no permitieron que Seattle les anotara otro gol en la primera partido llegando al medio tiempo 1 a 0.

El segundo tiempo comenzó una ves mas con la presión de Seattle sabiendo que tenían que anotar dos goles mas, sin recibir uno para poder empatar al Galaxy en el marcador global. Y al minuto 57, 7 minutos de que comenzara el segundo tiempo, Seattle encontró el gol que les dio esperanzas. La jugada fue creada por medio de un tiro de esquina cobrado al primer poste. Mientras Seattle cobro el tiro al primer poste, la defensa del Galaxy se quedo parada dejando que Scott llegara solo rematando de cabeza y poniendo el 2 a 0. El gol puso al Galaxy nervioso y le dio las esperanzas a Seattle para poder empatar el marcador global con todavía mas de media hora por jugar.

Cuando todo parecía que el Galaxy iba a tener que aguantar llegada tras llegada de Seattle para defender su ventaja global, Robbie Keane llego para ser el héroe de la noche y de la temporada creando una jugada que les dio la calma para avanzar a la final. La jugado fue echa por la banda izquierda cuando Robbie Keanne llego asta la ultima línea mandando un centro. Mientras el mando el centro el defensa de Seattle levanto las manos desviando el balón en dos ocasiones con las dos manos. El arbitro sin dudarlo marco el penal que fue cobrado por Robbie Keane al lado derecho poniendo el 2 a 1 al minuto 68.

El gol le dio la calma al Galaxy, poniendo toda la presión hacia Seattle el cual no lo pudo superar. Al final del partido, el Galaxy venció a Seattle con un marcador global de 4 a 2 llegando a su tercera final en los últimos cuatro años. El Galaxy se enfrentara al Dynamo de Houston el primero de diciembre en la final de la MLS. Este partido será la repetición de la final del 2011 donde el Galaxy venció al Dynamo 1 a 0, gol por parte de Donovan.

Ezri Coronado|Bereavision

Ezri Coronado

Comments are closed.

%d bloggers like this: