La gloria es rojiblanca

 

Después de 11 años de espera, el rebaño sagrado es campeón del futbol mexicano, llegando así a 12 títulos.

 

En el futbol mexicano las sorpresas son muchas y los campeones son variados, y la tarde de este domingo no fue la excepción, pues en un vibrante encuentro las Chivas rayadas del Guadalajara se llenaron de gloria y se proclamaron campeones del torneo clausura 2017 al derrotar a unos Tigres de la UANL que nunca bajaron los brazos y que a toda costa  buscaban llegar a ser el tercer bicampeón en la era de los torneos cortos. Sin embargo el esfuerzo de los de casa pudo más e hicieron hacer valer su condición de local al imponerse con un marcador de 2 goles a 1 en el estadio Chivas.

 

Fueros días de mucha concentración y todo esfuerzo dirigido al ansiado encuentro de la final de vuelta, con el antecedente inmediato del día jueves donde en el estadio de los felinos se mantuvo un empate a 2 goles, sin embargo hoy un eventual empate solo llevaría a un tiempo extra o en su defecto a la definición en tiros penales, pero los de Verde Valle se llevaron la victoria en los 90 minutos regulares.

 

La fiesta de los tapatíos comenzó al minuto 17, cuando en un impecable cambio de juego por parte de Oswaldo Alanís, fue perfectamente observado por Alan Pulido quien de volea contactó el esférico sin dejarlo caer para cruzar a Nahuel Guzmán y horadar las redes visitantes, para así hacer estallar la emoción de los millones de aficionados del rebaño sagrado en todo el país, haciendo aumentar aún más la ilusión de verlos campeones después de tanto tiempo, con este marcador se cerraría el telón de la primera mitad.

 

En la segunda parte los de Zuazua salieron con todo a buscar el empate que les siguiera dando vida, sin embargo fue José “El gallito” Vazquez cuando se hizo presente justo en el momento importante, pues marcó su primer anotación con la escuadra tapatía en un agonico remate dentro del área el balón fue a dar al poste derecho del marco de los regiomontanos y rodó por dentro de la línea de gol hasta cruzar en su totalidad la circunferencia del esférico con ello los ahora campeones extendieron su ventaja y la mantuvieron hasta el final.

 

En los minutos finales los universitarios generaron presión y nerviosismo pues al minuto 89 fue Ismael Sosa el que recortó distancias y acercó a la visita en el marcador, inclusive se vivió un suspenso más que preocupante, cuando en los minutos finales se dejó de marcar un penal a favor de los propios regios, pero al final el  marcador no se movió y fueron los rojiblancos los que se llevaron la gloria total, llegando así a su doceavo título y empatando en lo alto de este rubro a su odiado rival, las águilas del America.

Nota: Moises Gome

Fotografia y video: Juan Carlos Moreno

Comments are closed.

%d bloggers like this: