Empate con Sabor a Victoria

Mexico 0 vs 0 Brasil

El momento esperado por millones de mexicanos había llegado, este martes la ciudad de fortaleza fue el campo de batalla donde los aztecas querían demostrar que todo el tiempo de preparación previo a la copa del mundo había valido la pena, frente a un rival cobijado por sus millones de seguidores, miles de ellos dentro del inmueble donde el encuentro se estaría llevando a cabo. Buscando ganar los 3 puntos que le dieran a cualquiera de las 2 escuadras la tranquilidad de amanecer el día miércoles como líder de grupo y prácticamente amarrado a la siguiente fase.

Después de un emotivo protocolo de himnos nacionales, mismo donde el propio Neymar Jr. crack del equipo local visiblemente emocionado derramó sus lágrimas, quizá con la idea de darle esa alegría que su afición esperaba, se dio el silbatazo inicial por parte del colegiado Turco, la escuadra tricolor comenzó con un revulsivo dinámico y emotivo reflejado a flor de piel, peleando todos los balones palmo a palmo para demostrar que cualquier miedo por disputar este encuentro había quedado atrás, sin embargo con el paso de los minutos las aguas que millones de aficionados esperaban alrededor del mundo tomaron sus cauces, pues los siguientes minutos de la primera mitad fueron de un intermitente dominio verdeamárela, dando muy poca oportunidad de posesión de balón a la escuadra norteamericana, y con llegadas constantes que terminaban en la línea final del ataque brasileño.

Al minuto 27 llegó el primer ataque de real peligro por parte de los amazónicos, pues después de una jugada bien realizada, el “10” de los locales se elevó por encima del capitán mexicano Rafael Márquez para que prácticamente en el área chica rematara de cabeza un buen centro que en la línea de gol contuviera el cancerbero Guillermo Ochoa a una mano, ahogando el grito de gol de los millones de seguidores del pentacampeón del mundo.

Pero ninguno de los 2 equipos bajaba los brazos en pro de la búsqueda del gol que abriera el marcador, arribos con cierta dosis de peligro para las 2 porterías se siguieron viendo por lo que restó de la primera mitad, siendo más constante la escuadra dirigida por Luis Felipe Scolari. Y cuando parecía que no habría más emociones fuertes al cerrar la primera mitad, fueron los de Concacaf los que estuvieron a punto de dar la sorpresa, pues después de una jugada perfectamente realizada, el esférico le quedó pleno fuera del área grande al “Gallito” quien sin pensarlos 2 veces sacó potente disparo que se fue apenas desviado al lado izquierdo de la portería defendida por Julio Cesar, y un par de minutos más adelante, Brasil quiso sacarse la espina y en una jugada de tiro libre volvió a generar peligro para los locales, pero nuevamente Ochoa en plan grande encaró un mano a mano contra 3 brasileños haciendo que el balón le rebotara en el pecho para evitar la caída de su marco.

En el segundo tiempo las cosas no cambiaron mucho, y al minuto 48 un peligroso centro de Bernard terminó en tiro de esquina, tras una buena intervención de Francisco el “Maza” Rodríguez, y 7 minutos más tarde nuevamente José Juan Vazquez intentó desde fuera del área grande, y el brazuca apenas salió por encima del ángulo superior derecho de la defensa carioca, viéndose inclusive por momentos más peligroso el cuadro de Miguel Herrera, úes continuaron con disparos de larga distancia por parte de Herrera y Guardado, sin llegar a horadar la meta local, aunque en los contragolpes los mexicanos quedaban un poco mal parados a tal grado de ganarse un par de tarjetas amarillas por cortar jugadas importantes de gol, siendo los castigados Paul Aguilar y José Vázquez. Una de ellas al minuto 63, donde en un tiro libre, Neymar Jr. Cobró de muy buena manera dejando el balón apenas a un costado de la portería mexicana.

Los minutos transcurrían y las emociones continuaban en un ritmo constante, sin llegar a generar peligro real en ninguna llegada, hasta que al minuto 86, después de un tiro de esquina de Brasil, Tiago Silva se levantó entre la defensa azteca y remató solido al centro de la portería pero el arquero nacional mexicano nuevamente se vistió de héroe al atajar de manera poco ortodoxa para guardar la meta mexicana. Ya en el tiempo compensación, los aztecas arrancaron un suspiro de emoción más a sus aficionados, cuando Raúl Jiménez después de esperar a que el balón bajara de un rebote prendió el esférico con la pierna derecha, quedando en el pecho del arquero brasileño.

Fue así como al minuto 94 el árbitro Turco marcó el final del encuentro, ante la algarabía de los aficionados mexicanos y la decepción de los anfitriones, pues los cariocas dejaron muchas dudas en torno a su futuro en la cita mundialista, mientras que los aztecas sumaron un valiosísimo empate que los deja a 1 solo punto de pasar a la siguiente ronda, dependiendo de sí mismos para romper esa que se considera “Maldición” no de poder avanzar a cuartos de final. Fue así como en Castelao se escribió una página más de esta fase final de la copa del mundo, agridulce para los sudamericanos, gloriosa para los mexicanos.

Escritor:Moises Gomez
Fotografo:Ruben Pineda

mmoreno

Comments are closed.

%d bloggers like this: