Envío el primer blog de Miguel Torres rumbo a su combate de UFC 145, para ser utilizado según sea su criterio. La entrega será semanal y en la misma el peleador mexicano explicará los pormenores de la preparación para su combate frente a Michael McDonald.  Saludos. 

¡Prohibido fallar!

 

El blog de Miguel Torres

 

Cuando terminen de leer esto ya estaré en Montreal, Canadá, trabajando en la última parte de mi preparación.   Toda mi travesía de Indiana a Florida y luego a Montreal, está destinada a un solo objetivo:  derrotar a mi próximo oponente, Michael McDonald el 21 de abril en el UFC 145.

La verdad pese a los viajes nunca sufro de jet lag porque la primera cosa que hago cuando llego a mi destino es ir al gimnasio a sudar y así mi cuerpo se aclimata.  Es exactamente lo que he hecho en estos viajes. Así que les aseguro que  voy a dormir todas las noches como como si estuviera en mi casa de Indiana. Yo debería escribir un libro para viajeros.

Me gusta Montreal.  Es un lugar perfecto. Lo único que me podría afectar en este tiempo es la gripe. Es lo único. Pese a que he viajado por muchos países en mis 14 años de carrera como atleta de Artes Marciales Mixtas, puedo decir con seguridad que Montreal tiene una de las mejores gastronomías del mundo y muchas mujeres lindas.  Es casi un lugar perfecto.

Lo único que le falta es comida mexicana, y en plena dieta, es lo mejor que me puede pasar.  Ya sumo seis semanas de trabajo.  Las primeras dos fueron en mi gimnasio de Indiana, trabajando mi acondicionamiento físico para estar en forma. Luego fui a Florida para trabajar con el equipo de los Blackzilians con Mike Van Ardale y el resto de chicos. Ahora ya estoy listo para rematar mi campamento en TriStar gym.

Es emocionante entrenar con Firas Zahabi ya que aquí prácticamente volví a empezar. Firas me tomó en un punto bajo de mi carrera y a él le debo que pudiera llegar hasta aquí. Mientras otros me ignoraron él me ayudó a traer de vuelta lo que fui en el pasado. No solo eso, el me dejó permanecer en su casa cuando recién me integré al equipo de TriStar.

Aquí hay muchos compañeros de entrenamiento esperando por mí. Aquí está Iván Menjívar, John Makdessi y Yves Jabouin, así como otro grupo de peleadores – profesionales y amateur-, lo que me ayudará a exigirme al máximo en las siguientes semanas.

La razón principal de finalizar mi campamento en Montreal es simple: es más fácil hacer el peso aquí. Aquí no encuentro tacos mexicanos por ejemplo. Por otro lado, en Florida pude enfocarme en mi lucha que fue una debilidad en el pasado. Van Ardale trabajó conmigo en ese aspecto todos los días y esa atención fue una bendición de Dios para mí.

Mi golpeo también ha venido a más luego del trabajo con Henry Hooft. El ha entrenado a varios de los mejores peleadores del mundo. No puedo estar más que contento y satisfecho con lo que trabajé en Florida.

Pero honestamente lo único que extraño en este momento es mi hija. Me mata el hecho de dejarla y no verla por varias semanas, hasta que esto acabe.  Extraño llevarla a la escuela y luego recogerla para preguntarle como le fue. Cuando estoy en casa, ella está conmigo todo el día y solamente en las prácticas nos separamos.

Siempre vamos de un extremo al otro, pero es cuestión de ajustarse a los cambios.  Es un sacrificio, pero el dinero que gano peleando es para su futuro y los cinturones que gane se los podré mostrar con orgullo, cuando ella crezca. Le podré decir entonces “Es por esto que papa pasó mucho tiempo fuera de casa…esto es lo que ganó”.

 

Gracias por seguirme en twitter. @MiguelTorresMMA

 

 

mdlc

Comments are closed.

%d bloggers like this: